BEBÉS Y LACTANTES

La nutrición durante el período de lactancia es tan importante como la nutrición durante el embarazo. La leche materna es la opción más sana para las mujeres y para sus bebés, ya que contiene anticuerpos que protegen al bebé frente a enfermedades[1], y estimula la recuperación postparto[2]. Igual que la ingesta de alimentos de las mujeres durante la lactancia tiene que satisfacer tanto sus propias necesidades, para recuperarse del parto, como las de su bebé, aumentan también las necesidades dietéticas de muchos micro y macronutrientes.[3] Durante la lactancia, las mamás deben consumir una dieta rica en nutrientes, con alimentos y bebidas saludables, para garantizar una buena recuperación y un óptimo crecimiento y desarrollo de su bebé. Continuar usando un suplemento prenatal durante la lactancia puede ayudar a satisfacer las necesidades de nutrientes en los casos en que conseguirlos a través de la dieta resulta difícil.

Más información acerca de nutrientes clave: omega-3 DHA, vitamina A, yodo

VER TODAS LAS PUBLICACIONES

REFERENCES

1.  Hennet, T. and L. Borsig (2016). “Breastfed at Tiffany’s.” Trends in Biochemical Sciences 41(6): 508-518.
2.  Negishi, H., et al. (1999). “Changes in uterine size after vaginal delivery and cesarean section determined by vaginal sonography in the puerperium.” Arch Gynecol Obstet 263(1): 13-16
3.  Hall Moran, V., et al., Nutritional requirements during lactation. Towards European alignment of reference values: the EURRECA network. Matern Child Nutr, 2010. 6 Suppl 2: p. 39-54.