LACTANCIA

Lactancia del bebé: 5 hechos fascinantes

Por: Brightest Editors

mayo 9, 2017

Importantes organizaciones de la salud de todo el mundo están de acuerdo en que la leche materna representa el estándar nutricional para el bebé, ya que le proporciona los nutrientes que necesita para crecer y desarrollarse con salud. Este artículo presenta 5 hechos relacionados con la lactancia que toda mujer embarazada o lactante debe saber.

1. Ventajas de salud para la mamá y para el bebé

Su bebé se beneficiará de la leche materna, pero la ciencia sugiere que también usted disfrutará de ventajas a corto y a largo plazo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la lactancia en exclusiva se asocia a un método natural (no infalible) de control de natalidad de aproximadamente un 98 % de protección en los primeros seis meses después del parto. Además, la OMS sugiere que la lactancia también ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama y de ovarios, de diabetes de tipo 2 y de depresión postparto, entre otras dolencias.

2. Adaptación para satisfacer las necesidades del bebé

El cuerpo humano es sabio. Sabe qué nutrientes necesita el bebé y puede cambiar el contenido nutricional de la leche materna a medida que el bebé crece, o día a día en función de las necesidades del bebé. Por ejemplo, el contenido de agua de la leche puede cambiar si el bebé necesita más hidratación en días calurosos o cuando se enfrenta a un resfriado.

Hay muchos nutrientes que se mantienen constantes en la leche materna; dos de ellos en concreto se encuentran siempre juntos: el omega-3 DHA (ácido docosahexaenoico) y el omega-6 ARA (ácido araquidónico). El periodo de crecimiento cerebral más rápido se produce durante el embarazo y a lo largo de los primeros dos años de vida. Durante este tiempo, la necesidad de DHA y de ARA del bebé es mayor.

3. Un sistema de aspersión bien diseñado

¿Sabía que a leche materna no fluye como el agua de un grifo? Los pezones tienen muchos orificios que rocían la leche y su número exacto varía de una madre a otra. Si sus pezones se irritan o agrietan, humedézcalos con un poco de leche y déjelos secar al aire para contribuir a que sanen y se recuperen (1).

4. Hace falta un pueblo

Si bien su cuerpo está bien equipado para satisfacer los requisitos nutricionales de su pequeño, el proceso puede ser muy estresante para las mamás primerizas. Busque a una familiar o amiga que pueda ser su animadora de lactancia. Recurra a ella cuando se sienta estresada o necesite unas palabras de ánimo.

5. Cultivar un vínculo

La ciencia demuestra que los bebés alimentados con leche materna desarrollan un vínculo con sus madres que conduce a un mejor desarrollo emocional y a una mayor estabilidad en la vida (2). El contacto piel con piel que propicia la lactancia ayuda a liberar hormonas que ayudan a relajarse tanto a usted como a su pequeño (3, 4).

Referencias:

1. Mohammadzadeh, A., Farhat, A., Esmaeily, H. (2005). The effect of breast milk and lanolin on sore nipples. Saudi Med J, (8), 1231-4.2. Oddy, W. H., Kendall, G. E., Li, J., Jacoby, P., Robinson, M., de Klerk, N. H., et al. (2010). The long-term effects of breastfeeding on child and adolescent mental health: A pregnancy cohort study followed for 14 years. The Journal of Pediatrics, 156(4), 568-574.

3. Prescott, J.W. (1997). Breastfeeding: Brain Nutrients in Brain Development for Human Love and Peace. Touch the Future Newsletter.

4. Klaus M. (1998). Mother and infant: early emotional ties. Pediatrics; 102(suppl E):1244-6.

Recent Posts