ANTES DE LA CONCEPCIÓN

Antes del bebé: Lo que debe saber acerca del bienestar

Por: Tori Schmitt, MS, RDN, LD

octubre 6, 2016

Los profesionales sanitarios y el público saben que una buena nutrición durante el embarazo es esencial para contribuir a la salud futura tanto de la mamá como del bebé. Aun así, mucha gente no se da cuenta de que la nutrición antes del embarazo es igual de importante. Tanto es así, que en los Estados Unidos aproximadamente la mitad de todos los embarazos no son planeados, lo que significa que si es usted una mujer en edad fértil, sería bueno que empiece a adoptar estrategias de estilo de vida saludables para estar preparada cuando y en caso de que se produzca el embarazo. Así pues, ¿cuáles son esos hábitos de estilo de vida que debería adoptar?

He aquí cinco objetivos que las mujeres en edad fértil deben alcanzar para disfrutar de una buena salud.

1. Coma sano

Establezca una rutina de comidas nutritivas y completas consumiendo de forma regular alimentos como verduras, frutas naturales, proteínas sanas incluidas las de las legumbres, los frutos secos y las semillas, así como grasas saludables como el omega-3 en desayunos, comidas, meriendas y cenas. Recuerde mantener los tamaños de ración de todas las comidas en una cantidad respetable y equilibrar sus comidas y tentempiés con los tres macronutrientes (proteína, hidratos y grasa). Elija comidas de todos los colores del arcoíris diariamente para asegurarse de obtener una amplia variedad de fitonutrientes, sustancias alimenticias protectoras procedentes de las plantas, para ayudar a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo.

2. Que le vaya bien.

Alcance un peso saludable. Si bien el peso solo es un indicador de un panorama general de salud, sabemos que las clasificaciones de sobrepeso u obesidad, así como el peso insuficiente, pueden afectar a la fertilidad, debido a ciertos cambios hormonales y metabólicos..[1]  ¿El lado bueno? Los pequeños cambios beneficiosos de peso se asocian a la mejora en la fertilidad, así como a un menor riesgo para la salud de la madre, por ejemplo diabetes, dislipidemia y enfermedad cardiovascular en caso de sobrepeso.[2]

3. Preparación para el embarazo.

Hay algunas sustancias que querrá evitar mientras dure su embarazo, por lo que si está en edad fértil lo mejor sería prepararse para el bebé evitando dichas sustancias inmediatamente. Durante el embarazo debe excluirse el alcohol, así como el pescado con alto grado de mercurio (por ejemplo la caballa, el tiburón, el pez espada, el atún claro y el reloj anaranjado). Además, es buena idea dejar de fumar y evitar ser fumadora pasiva. El tabaco puede provocar problemas médicos serios, así como partos prematuros y ciertos defectos congénitos durante el embarazo.[3]

4. Obtenga los nutrientes que necesita.

Los alimentos integrales pueden proporcionar nutrientes cruciales antes del embarazo, como calcio, hierro, colina y ácido fólico, pero puede que desee plantearse tomar un suplemento alimenticio multivitaminas y multiminerales para garantizar que satisface sus necesidades en caso de que lo que consuma con la comida no sea suficiente. Desde contribuir a un desarrollo saludable del tubo neural hasta ayudar a la creación de huesos fuertes, estos nutrientes son necesarios para una salud óptima del futuro bebé y para asegurarse de tener suficientes para mantener también su salud.

5. Equilíbrese.

El ejercicio, el sueño y la gestión del estrés para mantener los niveles de energía, la sensación de bienestar y el buen humor. Encontrarse en buen estado físico puede ayudar a preparar el cuerpo para el embarazo y el parto.

Asimismo, tenga en cuenta que no solo las mujeres, sino también los hombres, deberían prestar atención a su salud antes de la llegada del bebé. El estrés oxidativo debido a la dieta, las preocupaciones del día a día, el ejercicio o los componentes químicos del entorno tienen un efecto negativo en la producción de esperma, mientras que los ácidos grasos omega-3 pueden ayudar a generar esperma sano.[4]

El mensaje fundamental para todos es que conviene adoptar hábitos saludables lo antes posible, para que tanto usted como el bebé disfruten de buena salud.

References

1.      Jungheim, Emily S., Jennifer L. Travieso, and Margaret M. Hopeman. “Weighing the Impact of Obesity on Female Reproductive Function and Fertility.” Nutrition reviews0 1 (2013): 10.1111/nure.12056. PMC. Web. 21 Sept. 2016.

Position of the American Dietetic Association and American Society for Nutrition: Obesity, Reproduction, and Pregnancy Outcomes. Journal of the American Dietetic Association. 2009; 109:918-927.Grodstein, Francine, Goldman Marlene B., and Cramer Daniel W. “Body Mass Index and Ovulatory Infertility.” Epidemiology2 (1994): 247-50. Web.

2.      Sarwer DB, Allison KC, Gibbons LM, Markowitz JT, Nelson DB. Pregnancy and obesity: A review and agenda for future research. J Womens Health (Larchmt). 2006; 15:720-733.

Clark AM, Thornley B, Tomlinson L, Galletley C, Norman RJ. Weight loss in obese infertile women results in improvement in reproductive outcome for all forms of fertility treatment. Hum Reprod. 1998;13:1502-1505.

3.      Ion, R, Bernal, AL. Smoking and Preterm Birth. Reproductive Sciences. 2015: 22:918-926.

4.      Safarinejad, MR, Safarinejad, S. The roles of omega-3 and omega-6 fatty acids in male idiopathic infertility. Asian Journal of Andrology. 2012: 14:514-515.

Recent Posts