EMBARAZO

Nutrición en la primera infancia: los cimientos de un futuro prometedor

Por: Brightest Editors

abril 25, 2017

El número de niños obesos y con sobrepeso ha superado los 42 millones en todo el mundo; estos niños viven mayoritariamente en países de ingresos bajos y medios [1] y tienen muchas posibilidades de ser adultos obesos [2]. Si una mujer obesa queda embaraza, sus niños tendrán un mayor riesgo de llegar a ser obsesos también [3]. Para detener la prevalencia de la obesidad, es importante romper este círculo vicioso. Aunque las razones para las crecientes tasas de obesidad no están completamente claras, la nutrición en la primera infancia se considera un paso importante para reducir la obesidad.

Además de un peso corporal mayor de la madre, la falta de nutrientes esenciales durante el embarazo y la lactancia puede conducir al desarrollo de obesidad [4]. Los niños de madres con bajos niveles de ácido fólico tienen más posibilidades de ser obesos o tener sobrepeso hacia los seis años [5]. Diversos estudios han demostrado que el ácido fólico colabora estrechamente con otros nutrientes esenciales como la vitamina B12 en el cuerpo, por lo que no sorprende que un suplemento con una mezcla de estos nutrientes desempeñe un papel en el cambio de los factores que conducen al desarrollo de la obesidad [6]. Además, otras investigaciones indican que la obesidad antes del embarazo y la subida de peso excesiva durante el mismo puede obstaculizar la lactancia [8]. Esto es importante, ya que la lactancia puede proteger al bebé para que no padezca obesidad años después [9].

Un exceso o defecto nutritivo en la primera infancia puede predisponer al niño a la obesidad, por lo que encontrar el equilibrio adecuado es crucial. Una dieta rica en nutrientes esenciales con una cantidad moderada de calorías de acuerdo con unas directrices dietéticas generales es una forma prometedora de proporcionar a la madre y al bebé lo que necesitan [10] para mantener un peso corporal sano. No obstante, la experiencia demuestra que la mayoría de las personas no siguen las recomendaciones dietéticas y tienen a consumir un exceso de alimentos que suministran energía sin nutrientes esenciales, lo que se conoce como “calorías vacías”, pero que no comen suficiente fruta, verdura, cereales integrales y leche [11]. Esto es cierto en la mayor parte del mundo, como hace poco mostraba un estudio según el cual del 58 al 88 % de los adultos no comen suficiente fruta y verdura [12].

No sorprende que un número significativo de mujeres embarazadas y lactantes o de mujeres que están planeando quedarse embarazadas presenten ingestas subóptimas de uno o varios nutrientes esenciales. Por ejemplo, una carencia de hierro durante el embarazo afecta de 15 a 20 % de las embarazadas en todo el mundo, mientras que la deficiencia de yodo es todavía más prevalente, especialmente en Europa (44 %), África (40 %) y Asia (32 %) [13]. Además, el 15 % de las embarazadas en países de bajos ingresos presentaban deficiencias de vitamina A [14], y un estudio reciente en Japón, Norteamérica, Europa y Australia demostró que un número notable de embarazadas presenta ingestas bajas de diversos oligoelementos como el ácido fólico y la vitamina D [15].

Teniendo en cuenta la importancia de los nutrientes esenciales durante esta etapa crucial, las mujeres en edad fértil tienen que encontrar formas de mejorar su dieta. Se ha demostrado que las embarazadas que consumen cereales enriquecidos de forma regular presentan ingestas notablemente superiores de ácido fólico, hierro, zinc, calcio y vitaminas A, C, D y E, así como un riesgo menor de ingestas inadecuadas de nutrientes de hasta un 90 % [16]. Si el consumo de vitaminas y minerales durante el embarazo es bajo, un suplemento puede ser una importante contribución a la lucha contra la obesidad infantil.

Referencias:

  1. World Health Organization. Childhod overweight and obesity. Global Strategy on Diet, Physical Activity & Health 2017  [cited 2017 22.03.2017]; Available from: http://www.who.int/dietphysicalactivity/childhood/en/.
  2. Daniels, S.R., The consequences of childhood overweight and obesity. Future Child, 2006. 16(1): p. 47-67.
  3. Catalano, P.M., Obesity and Pregnancy—The Propagation of a Viscous Cycle? The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 2003. 88(8): p. 3505-3506.
  4. Rao, K.R., I.J.N. Padmavathi, and M. Raghunath, Maternal micronutrient restriction programs the body adiposity, adipocyte function and lipid metabolism in offspring: A review. Reviews in Endocrine and Metabolic Disorders, 2012. 13(2): p. 103-108.
  5. Wang, G., et al., Association between maternal prepregnancy body mass index and plasma folate concentrations with child metabolic health. JAMA Pediatrics, 2016. 170(8): p. e160845.
  6. Cordero, P., et al., Perinatal maternal feeding with an energy dense diet and/or micronutrient mixture drives offspring fat distribution depending on the sex and growth stage. Journal of Animal Physiology and Animal Nutrition, 2015. 99(5): p. 834-840.
  7. Vidakovic, A.J., et al., Maternal plasma PUFA concentrations during pregnancy and childhood adiposity: the Generation R Study. The American Journal of Clinical Nutrition, 2016. 103(4): p. 1017-1025.
  8. Hilson, J.A., K.M. Rasmussen, and C.L. Kjolhede, Excessive Weight Gain during Pregnancy Is Associated with Earlier Termination of Breast-Feeding among White Women. The Journal of Nutrition, 2006. 136(1): p. 140-146.
  9. World Health Organization. Exclusive breastfeeding. e-Library of Evidence for Nutrition Actions (eLENA) 2014  23.06.2014]; Available from: http://www.who.int/elena/titles/exclusive_breastfeeding/en/.
  10. Cox, J.T. and S.T. Phelan, Nutrition During Pregnancy. Obstetrics and Gynecology Clinics of North America, 2008. 35(3): p. 369-383.
  11. Krebs-Smith, S.M., et al., Americans Do Not Meet Federal Dietary Recommendations. The Journal of Nutrition, 2010. 140(10): p. 1832-1838.
  12. Murphy, M.M., et al., Global assessment of select phytonutrient intakes by level of fruit and vegetable consumption. British Journal of Nutrition, 2014. FirstView: p. 1-15.
  13. Black, R.E., et al., Maternal and child undernutrition and overweight in low-income and middle-income countries. The Lancet, 2013. 382(9890): p. 427-51.
  14. World Health Organization, Global prevalence of vitamin A deficiency in populations at risk 1995–2005, in WHO Global Database on Vitamin A Deficiency. 2009: Geneva.
  15. Blumfield, M.L., et al., Micronutrient intakes during pregnancy in developed countries: Systematic Review and Meta-Analysis. Nutrition Reviews, 2013. 71(2): p. 118-132.
  16. Snook Parrott, M., et al., Maternal cereal consumption and adequacy of micronutrient intake in the periconceptional period. Public Health Nutrition, 2009. 12(08): p. 1276-1283.
  17. Haider, B.A. and Z.A. Bhutta, Multiple-micronutrient supplementation for women during pregnancy. Cochrane Database of Systematic Reviews, 2015(11).

Recent Posts